Odontología

Diagnóstico clínico y radiográfico

Para dar el mejor tratamiento a los problemas buco-dentales el diagnóstico es fundamental, siendo el reconocimiento e identificación de los problemas, alteraciones o patologías lo esencial para así otorgar salud y estética.

Para apoyar en el diagnóstico dental profesional completo se hace necesario, en muchos casos, el uso de exámenes complementarios tales como radiografías de los dientes y las estructuras que los rodean.

Los exámenes radiográficos juegan un rol fundamental, ya sea en la correcta detección y confirmación de patologías tales como caries y enfermedad periodontal, así como en la planificación de un tratamiento odontológico integral.

Profilaxis e higienización y destartaje supragingival

El cepillado después de cada comida y el uso de hilo dental es básico para mantener la salud oral, pero muchas veces esto no es suficiente debido a muchas causas: técnica de cepillado inapropiada, poco tiempo de cepillado, uso de cepillos o hilo dental que no son los adecuados, etc. En muchas personas la limpieza o higiene dental clínica es esencial para mantener una buena salud de sus bocas.

La limpieza dental, o “profilaxis”, es el procedimiento odontológico de mayor importancia para la prevención de caries y enfermedad periodontal y otros padecimientos de la boca.

Aproximadamente cada seis meses se debe acudir ir al dentista para que realice una limpieza más profunda, que elimine placa bacteriana, el sarro y posibles manchas y/o tinciones en los dientes.

¿Por qué debemos eliminar la placa bacteriana y el sarro?

La placa bacteriana es una acumulación de comunidades microbianas las cuales causan lesiones de caries, gingivitis o enfermedad periodontal. El sarro es un depósito de minerales que se acumula progresivamente en los dientes y en las encías, provocando un oscurecimiento de los dientes, mayor acúmulo de bacterias y un mayor riesgo de caries, gingivitis y enfermedad periodontal

Uno de los métodos más reciente y efectivo es la cavitación ultrasónica. Un cavitador ultrasónico funciona emitiendo ondas acústicas las cuales, transportadas por el agua, desprenden el sarro acumulado, dejando los dientes más sanos, limpios y relucientes. Posterior a esto, se aplica una pasta para barrer todos los restos de sarro, eliminar manchas y pulir el esmalte. Finalmente se aplica flúor con el objetivo de prevenir la formación de caries y disminuir la sensibilidad dentaria.

¿Qué es la Enfermedad Periodontal?
La Enfermedad Periodontal engloba alteraciones de las encías tales como:
• Gingivitis: inflamación de las encías que puede ser dolorosa en algunos casos. Puede ser leve, o llegar a ser severa y se manifiesta con enrojecimiento, sangramiento espontáneo o provocado por el cepillado y aumento de volumen y brillo de las encías. Corresponde a la primera etapa de la enfermedad periodontal en la que aún no hay daño del hueso de soporte del diente.

• Periodontitis: es la progresión de la Gingivitis si no es tratada a tiempo y la persona que la padece es susceptible a este tipo de infección. Implica inflamación de las encías, infección y disminución del hueso que rodea los dientes. Puede ser desde leve a severa, y se manifiesta con aumento de la movilidad de los dientes que puede llegar a la pérdida dentaria, migración de los dientes, inflamación y supuración de las encías. A esto se puede agregar mal aliento o Halitosis, en la mayoría de las personas.

Algunas de las implicancias asociadas a la Periodontitis son:

– Agravamiento de enfermedades cardiovasculares aumentando el riesgo de sufrir infarto cardíaco.
– Agravamiento de la diabetes por potencial descompensación metabólica provocada por la inflamación crónica.
– Potenciales enfermedades en las futuras madres, para ella y el bebé en gestación (tales como parto prematuro y bajo peso al nacer).

Prevención: Sellantes y fluoración

Para evitar lesiones de caries, es fundamental manejar una técnica de cepillado adecuada según la edad y capacidad de manejo de los instrumentos de limpieza. Si no se tiene el entrenamiento adecuado, difícilmente se lograra una limpieza ideal para evitar la caries dental.

Otro aspecto importante en la prevención de las caries, es el fortalecimiento del esmalte dentario mediante fluoraciones periódicas y sellantes en dientes sanos.

Está demostrado que las lesiones de caries pueden prevenirse con el uso de fluor gracias a sus efectos sobre los dientes. Si bien el flúor protege los dientes a todas las edades, el grupo que más se beneficia de su uso son los niños, ya que evitaría la necesidad de futuras intervenciones. En adultos también se recomiendan fluoraciones para evitar las caries, asi como para disminuir la sensibilidad dentaria en los casos en que se presenta.

Se recomienda sellar todos los dientes que presentes surcos profundos, los molares de leche, molares permanentes y premolares tan pronto aparezcan en la boca, antes de que las caries puedan afectarlos. Es aconsejable asistir a una primera consulta dental cuando comienzan a salir los dientes en los niños, ya sea para la detección de malos hábitos orales, orientación en los cuidados de los nuevos dientes, detección de anomalías del crecimiento y desarrollo para su pronta corrección y tratamiento.

Aclaramiento dental

A medida que pasan los años, además de los cambios en la piel y articulaciones, ocurren cambios en la boca. Los dientes comienzan gradualmente a cambiar de color, oscureciéndose, dentro de un proceso natural. Este cambio de color puede ser acelerado con la ingestión y uso de algunas sustancias que manchan tales como café, té, cigarrillos, bebidas gaseosas, condimentos y colorantes, etc.

Actualmente existen técnicas simples y seguras para aclarar los dientes y revertir este proceso de oscurecimiento progresivo para darle a Ud. una sonrisa más agradable, si es que no está satisfecho con ella.

¿Qué es el blanqueamiento dental?
El blanqueamiento es un tratamiento dental que tiene por propósito aclarar el tono de los dientes cuando estos se presentan oscuros, amarillos, con manchas o pigmentaciones que afecten la estética facial, mediante el uso de químicos graduados y certificados para este propósito.

Dependiendo de un correcto diagnóstico acerca del tipo de tinción y del entendimiento del procedimiento, se puede lograr un tono correcto, el cual otorgará una apariencia más sana, joven y armoniosa con la estética facial del paciente.

¿En qué casos está indicado el blanqueamiento?
Cada persona trae dispuesto por genética el color de los dientes, en algunos individuos es más oscuro que en otros, tienden a ser grises, naranjas o amarillos. Además, los hábitos de cada persona y el estilo de vida pueden contribuir a una alteración y oscurecimiento del color natural de cada persona. Es esencial realizar un examen visual minucioso y un diagnóstico para lograr el tratamiento más adecuado según las características y los factores detectados.

Este tratamiento está indicado en los siguientes casos:
• Pigmentaciones por edad o por alimentos
• Pigmentaciones por uso de tabaco
• Tinciones por medicamentos (Tetraciclina o Flúor en exceso)
• Dientes con tratamiento de conducto con cambio de color en relación a los dientes vecinos
• Traumas o golpes que causan oscurecimiento de dientes

¿Qué problemas pueden experimentarse durante el tratamiento? La sensibilidad post tratamiento es común en este tipo de tratamiento, sin embargo es transitoria y puede ser disminuida con fluoraciones.

Para evitar problemas durante y post tratamiento el odontólogo evaluará algunas condiciones para determinar si el paciente está apto a realizarse el tratamiento, tales como:
• Presencia de recesiones gingivales o exposición de cuellos dentarios. Si así fuera, antes de blanquear, es necesario sellar los espacios.
• Presencia de restauraciones estéticas las cuales puedan no coincidir con el color final de los dientes blanqueados. De ser así, se debe advertir de la situación al paciente, y realizar un posterior cambio de las restauraciones para obtener un resultado estético óptimo.
• Restauraciones en mal estado o cavidades abiertas presentes. Corregir las obturaciones que se encuentren mal adaptadas, ya que estas proporcionan una vía de entrada para los productos hacia el interior del diente, lo que nocivo.

Urgencias dentales

Toda situación súbita e inesperada que involucre una demanda espóntanea de atención, no electiva, para resolver síntomas de dolor agudo relacionado son piezas dentarias y los tejidos que los rodean se denomina Urgencia dentaria. El tratamiento debe ser inmediato, oportuno y eficaz.

Algunos ejemplos son:
• Traumatismos que impliquen daño a estructuras dentarias (fractura o pérdida de un diente)
• Traumatismos que implique tejidos blandos como labio y lengua
• Abscesos de origen dental en los cuales hay aumento de volumen facial o intraoral
Estas son situaciones que requieren de un tratamiento impostergable para devolver la salud y tranquilidad al paciente.

Las lesiones del territorio oral son muy dolorosas y deben ser tratadas por un dentista capacitado en un lugar habilitado para tal propósito lo más rápido posible, ya que con un diagnóstico preciso se puede realizar un tratamiento adecuado a la situación, de lo que dependerá el pronóstico.

Los pronósticos cambian dependiendo del tipo de diente, si es temporal (de leche) o definitivo, de la prontitud del tratamiento y del tipo de tratamiento recibido principalmente.

Golpes en la región orofacial, aumentos de volumen espontáneo, dolor espontáneo o provocado en dientes son situaciones en las que se debe acudir a la urgencia dental.

Prevención: La Prevención es muy importante para evitar dolores y enfermedades buco dentales, es recomendable efectuar controles cada seis meses según la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.).

¿Qué Hacer en Caso de Emergencias Odontológicas?

Lo más importante es actuar rápido.

Cuando se presenta un dolor de diente, comuníquese con su dentista, lo antes posible, para concertar una cita de urgencia. Mientras tanto, limpie la zona dolorosa, con un cepillo de cerdas suaves y, si fuese necesario, utilice seda dental. Por ningún motivo coloque una aspirina en el área del dolor, pues puede producirse una quemadura, mejor tome un paracetamol.

Si hay inflamación facial, acuda a un servicio de urgencia inmediatamente.

Si un diente de leche se fractura o se sale completamente por un traumatismo, acuda en el menor tiempo posible a un servicio de urgencia. Los dientes de leche no se implantan de nuevo, pero antes las dudas de si es o no un diente de leche o uno permanente, llévelo en un frasco con saliva del paciente o en suero fisiológico. No lo lleve seco ni en agua.

Si un diente de leche se cae espontaneamente, presione la zona si es que hay algo de sangrado, llame a su dentista. Puede que esta situación no sea de urgencia si es que ese diente debía desalojarse por la edad del niño.

En el caso de que se fracture o se salga completamente un diente permanente por un traumatismo, recupere el trozo de diente o el diente completo y llévelo lo más rápido posible al servicio de urgencia en un recipiente con saliva del paciente o en suero fisiológico. No lo lleve seco ni en agua. Si acude dentro de 30 minutos después del accidente, puede existir la posibilidad de reimplantarlo. Otra alternativa posible es, pero solo para adultos ya que si es un niño puede atragantarse, poner el diente entre la mejilla y la encía.

Si por un golpe o otra circunstancia, un diente se suelta, o se cambia su posición original, ya sea hacia adentro, hacia fuera, hacia abajo o hacia arriba, acuda en el menor tiempo posible a un servicio de urgencia. Mantenga el diente en su lugar, con un paño humedecido, mientras no llegue donde el dentista.

Labios, mejillas o lengua, también pueden dañarse, ya sea por una mordedura, un corte o una herida por algún objeto punzante. Presione con una gasa estéril o con un paño limpio la zona del sangrado para detenerlo y acuda a un servicio de urgencia.

Restauraciones Estéticas

Junto con devolver la salud y la función, la estética es uno de los principales objetivos de la Odontología.

Los requerimientos estéticos por parte de nuestros pacientes han ido en aumento, y para acompañar esta demanda se han desarrollado nuevas tecnologías y materiales para satisfacer esta necesidad estética, y así hacer que los tratamiento odontológicos pasen desapercibidos y sean invisibles a ojos de sus pares, lo que les permite recuperar la confianza perdida y desenvolverse en su vida tranquilamente.

Cuáles son los tratamiento que se hacen en la Odontología estética?
• Blanqueamientos dentales.
• Blanqueamiento de dientes con tratamiento de conducto.
• Restauraciones dentarias por fractura, desgaste o Caries.
• Recambio de Obturaciones de distinto color al del Diente; amalgamas y composites antiguos.
• Carillas de Composite y Carillas Cerámicas.
• Retratamiento de coronas y puentes.
• Remodelado de encías.

La odontología estética está dirigida a todo paciente dentalmente sano, ya que es un tratamiento electivo y que requiere de salud oral para realizarse, y que tenga algún aspecto de su sonrisa que quiera mejorar debe evaluarse por un Especialista y consultar por sus opciones de tratamiento.

Endodoncia

Es el tratamiento que consiste en la extracción de la pulpa del diente, un tejido pequeño en forma de hebra, que se encuentra en el centro del conducto del diente. Una vez que la pulpa muere, se enferma o es dañada irreversiblemente, se debe extraer; el espacio que queda se limpia, se vuelve a dar forma y se rellena. Este procedimiento sella el conducto radicular. Años atrás, los dientes con pulpas dañadas o enfermas se extraían. En la actualidad, el tratamiento de conducto salva dientes que de otro modo se hubieran perdido. Las causas más comunes de daños o muerte de la pulpa son:

-Dientes fracturados
-Caries profundas
-Lesiones, como golpes severos en la raíz (recientes o pasados)

Una vez que la pulpa está infectada o muerta; si no se trata, se crea un depósito de pus en la punta de la raíz y se forma un absceso por infección. Un absceso puede destruir el hueso circundante al diente y provocar dolor.

 

El o los dientes tratados y restaurados de este modo pueden durar toda la vida si se les cuida correctamente. Los dientes tratados pueden sufrir caries, en consecuencia, es esencial adoptar buenos hábitos de higiene bucal y acudir a exámenes odontológicos regulares para evitar problemas futuros.

En algunos casos, como estos dientes tratados están debilitados por la lesión de caries o por la fractura y ya no tienen la pulpa que los mantenía vivos, se vuelven quebradizos y son más propensos a la fractura. Esto es importante para decidir si colocar una corona en lugar de obturar el diente después del tratamiento de conductos.

Este tratamiento también se hace en dientes que van a ser rehabilitados, y se necesita usar el conducto como medio de anclaje de la rehabilitación. En este caso la endodoncia tiene indicación protésica.

Este tratamiento se determina mediante un proceso de diagnóstico del Odontológo tratante.

Implantes dentales

Los implantes son elementos metálicos que se ubican quirúrgicamente en los huesos maxilares, debajo de las encías. Una vez colocados en el lugar, el odontólogo puede colocar sobre ellos las coronas o puentes fijos que reemplazarán a las piezas dentarias perdidas.

El implante se fusiona con el hueso, proporcionando un soporte estable para los dientes artificiales. Las prótesis y los puentes colocados sobre los implantes no se deslizan ni se corren en la boca, lo cual es una ventaja especialmente importante para la masticación y el habla. Esta adaptación ayuda a que las prótesis y los puentes (así como las coronas individuales colocadas sobre los implantes) se sientan más naturales que los convencionales.

Para recibir implantes, es necesario tener encías sanas y hueso adecuado que soporte el implante. El paciente además debe asumir el compromiso de mantener sanas estas estructuras. La higiene bucal meticulosa y las visitas regulares odontológicas son esenciales para que los implantes dentales sean exitosos a largo plazo.

Su duración depende de su ubicación y de la conducta del paciente respecto a la higiene bucal y a las visitas odontológicas. Debido a que los molares reciben más tensión y sufren mayor desgaste, generalmente no duran tanto como los ubicados en la parte anterior.

Este tratamiento se determina mediante un proceso de diagnóstico del especialista tratante.

Bruxismo

Es el apriete o rechinamiento patológico, que se puede presentar en etapa de vigilia o sueño, producido por diferentes causas, entre las que se mencionan el estrés, ansiedad y enfermedades neurológicas, fármacos, alimentos estimulantes, herencia, entre otras.

Esta condición puede presentarse en cualquier momento de la vida y es primordial su tratamiento, ya que las consecuencias pueden ser bastante graves.

Los signos más frecuentes son dolor de cabeza, desgaste dentario, sensibilidad dentinaria, dolor facial y/o cervical e historia de rechinamiento.

El tratamiento de esta enfermedad se basa en el cuidadoso diagnóstico de ella, debido que es una patología multifactorial y es preciso saber acuciosamente las causas de ella.

Dentro de los tratamientos más conocidos están la higiene de sueño, férulas (planos de relajación), toxina botulínica y cirugía. Su tratamiento se determina mediante un proceso de diagnóstico del Odontólogo tratante.

2014 - Llanos&Llanos
Diseño: El Despacho